domingo, febrero 02, 2014

Lost In Japan: Tokyo II

Segunda parte de mis días en Tokyo! Espero que os guste :)

Día 4 - Tokyo (Kamakura & Yokohama)
Nuevo día en Tokyo, madrugo y parto raudo hacia Kamakura.

18012014-001

Llego pasadas las 10h y vuelvo a tardar en encontrar el camino correcto, pero una vez en ruta voy por un sendero que atraviesa un agradable bosque.



18012014-002

18012014-003

18012014-004

A mitad de camino me encuentro con un pequeño santuario dedicado al amor y a las parejas, donde la gente escribe sus deseos en tablillas de madera, aunque esta vez con forma de corazón. Huyo.

18012014-005

Sigo el sendero (que esta vez hice el correcto, no como la vez anterior en la que nos perdimos porque no vimos ni el templo y además tardamos muchísimo en acabarlo) y llego al Daibutsu.

18012014-006

18012014-007

Me encuentro por fin con la escultura de bronce de Buda. Esta escultura data de 1252, mide más de 13m y pesa 93 toneladas (aunque por dentro está hueca).

18012014-008

18012014-009

18012014-010

18012014-011

Después de ver el Buda fui a buscar un sitio donde comer con la esperanza de encontrar el mismo lugar donde nos refugiamos Nacho y yo la vez pasada... y lo encontré!

18012014-012

Una vez visto el Buda de Kamakura me dirigí a la estación para volver a Tokyo, haciendo antes una parada en Yokohama.

18012014-014

18012014-015

Empezaba a anochecer así que busqué un buen lugar desde donde poder fotografiar el skyline de la ciudad y me quedé ahí un rato pelándome de frío.

18012014-016

Se hizo de noche y hacía bastante frío, así que fui dirección a Chinatown a buscar un lugar donde cenar antes de volver a Tokyo.

18012014-017

18012014-018

18012014-019

Día 5 - Tokyo (Mt Fuji)
Quinto día en Tokyo en el que aprovecho el Japan Rail Pass para hacer otra excursión (la última desde Tokyo). Mi intención era visitar el Monte Fuji el último día que estaría en Tokyo y quedarme a dormir en un ryokan ahí, para tener así unas bonitas vistas desde la habitación. Pero viendo las previsiones del tiempo adelanté la visita un día para adelantarme a la lluvia del día siguiente.

Así que parto puntual hacia el Monte Fuji y compruebo si es verdad eso de que los trenes en Japón son super puntuales.

19012014-001

De momento parece que sí, así que después de hacer algunos cambios de trenes empiezo a divisar la silueta del Fuji-san! (Fujiyama es incorrecto!)

19012014-002

Alrededor del Fujisan hay 5 lagos, el más grande y explotado turísticamente es el Kawaguchiko, es donde te deja el tren y donde hay más hoteles, restaurantes, etc.

19012014-004

19012014-005

19012014-006

19012014-007

Siendo el lago Kawaguchiko el más explotado, es el que quizás ofrezca un paisaje menos "limpio" en comparación con los lagos, pues además del monte también ves hoteles, coches y edificios por doquier. Podría haberme desplazado a algún otro lago para hacer un poco de senderismo, pero ya estaba cansado de andar después de los últimos días. Así que en mi visita al monte Fuji había planeado darme un homenaje.

Me fui a un hotel que tiene un onsen en la última planta, donde disfruté a solas de un baño típico japonés con vistas al Fujisan durante más de 2h mientras me arrugaba como una pasa.

19012014-012

19012014-008

19012014-010

Después busqué un sitio para comer, y con la barriga llena y a paso tranquilo fui volviendo a la estación, disfrutando de los últimos instantes con Fujisan.

19012014-013

19012014-014

Día 6 - Tokyo
Último día en Tokyo antes de partir hacia Matsumoto! Al final del viaje tendré una semana entera para profundizar en la ciudad así que hoy me lo tomo con calma. Me apetece ir a un parque y me dirijo al parque Yoyogi.

20012014-001

20012014-002

20012014-009

Dentro está el santuario Meiji, uno de los más importantes de Japón porque está dedicado al emperador Meiji y su mujer Shoken.

20012014-003

Lo que pasa que al entrar, me encuentro con innumerables hordas de turistas chinos, y después de trabajar en turismo durante algunos años puedo constatar que el turista chino tiene muchísimo que aprender si lo comparamos con el turista japonés, que son unos cracks.

La paz que buscaba en el parque se vio truncada por este enjambre y estuve a punto de irme a otro sitio, pero ya que había llegado hasta ahí decidí acabar de ver el santuario por lo que seguí caminando y me encontré con una pareja haciéndose fotos con trajes tradicionales japoneses. Como pude me escurrí para sacarles una foto.

20012014-004

Continué mi camino hacia el santuario y me quedé en la entrada principal disfrutando del paisaje.

20012014-005

20012014-006

Cuando de repente escucho voces a mi espalda, me giro y me encuentro a la pareja de antes, con una procesión increíble de monjes y gente vestida super tradicional japonesa... Era una boda en el santuario Meiji!! Supuse que serían gente muy importante para casarse ahí y por todo el séquito que les acompañaba.

20012014-007

20012014-008

En cuestión de segundos pasaron delante de las pocas decenas de personas que habían en ese momento y se metieron dentro del templo. Fue un momento muy solemne, ver a los monjes y los novios caminar con esos trajes tradicionales. Me sentí muy afortunado de haber visto esa imagen tan auténtica de Japón.

Después de haber visto todo el parque, no sabía muy bien donde ir, y decidí dejarme caer otra vez por Akihabara para ver cosas frikys y hacer alguna foto ya que el otro día fuimos directamente al Maid Caffe sin pararme mucho a callejear.

20012014-010

20012014-011

Me metí por tiendas de videojuegos, maquetas, manga, y al final lo quieras o no te acabas encontrando porno. Aproveché mis recién adquiridas dotes de espía para enseñaros un poco cómo son por dentro (obviamente está prohibido hacer fotos o vídeos).

20012014-012

Y aquí está la contradicción más grande y una de las cosas que más me asquean de Japón. La moralidad japonesa obliga a censurar la pornografía, por lo que los genitales aparecen pixelados, pero en cambio se pueden comprar DVDs de niñas de menos de 10 años haciendo sesiones fotográficas en bikini... sinceramente no lo entiendo.

20012014-013
Pedobear seal of approval

Salí de ahí y seguí callejeando, hasta que mi espíritu ludópata se encendió con una de las miles de máquinas del gancho ese. Metí 500Yenes (3,5€) por 6 intentos... y al 6º conseguí el muñeco!! Seguramente el muñeco ese vale menos de 500Yenes pero me hizo ilusión conseguirlo, no sé cómo he podido vivir hasta ahora sin él.

20012014-014

Tras este éxito, me volví a casa a preparar la maleta para mi siguiente destino...

Próximamente más!

No hay comentarios: