jueves, agosto 19, 2010

Riviera Maya '10 - 3. Chichen Itzá y Cocobongo

3º Capítulo de nuestro viaje de fin de curso! La pirámide de Kukulcán y la fiesta en Cocobongo!






Día 5

El quinto día era el día de Chichen Itzá, una de las 7 maravillas modernas, salimos del hotel en autocar a las 7:30 aprox y hacemos una parada en la ciudad Valladolid, donde damos vueltas durante 1h.








Realmente lo único interesante es la plaza y la iglesia, en la zona hay tiendas de souvenirs pero no paran de recordarnos que esperemos a Chichen Itzá para comprar porque allí estará más barato...

Volvemos al autocar para salir de Valladolid, y dirigirnos al Cenote Samulá (rio subterráneo)





Alrededor del cenote hay una especie de pueblecito de gente que vive de los souvenirs que venden a los turistas que van allí, y pueden llegar a ser algo pesaetes.

La entrada al cenote parece la entrada al infierno...






Dentro la cueva es enorme, con un agujero en el techo por donde caen unas raíces, el agua esta fresca y nos damos unos buenos baños durante casi 1h.


La parte más divertida del cenote es una pared donde hay una especie de "trampolin" natural desde donde puedes saltar al agua, y allí estuvimos todos saltando.


Una vez fuera del cenote, una cosa que no me gustó es que subieron a 2 niñas del pueblo al autocar a contarnos nosequé historia con el único fin de que les diéramos algo de dinero, y nuestros guías casi nos presionaron también... Nose me parece una forma de fomentar un modo de vida parásito.

Salimos del cenote dirección a un restaurante tipo buffet a las afueras exclusivamente para turistas, donde las bebidas no están incluidas y un agua te cuesta casi 2€, te hacen un baile "¿típico?" bastante absurdo y luego te presionan un poco para que des propina...


Mientras comíamos el cielo se rompió y empezó a caer el diluvio universal, se hablaba de incluso cancelar la visita a Chichen Itzá, pero como ya estaba pagada la mayoría optamos por visitarlo sea como sea, ya que no podíamos ir otro día... así que pusimos rumbo a la pirámide después de comer.

Llegamos a la zona y todo esta super acondicionado, con la entrada como si fuera un estadio, cafeterias y demás, muy explotado turísticamente...


Nada más entrar vemos multitud de puestos de souvenirs, cosas hechas a mano, máscaras, calendarios, cuchillos, estatuas... sin duda el mejor sitio para comprar es aquí en Chichen Itzá.




Además como muchos de los vendedores se van ya porque es tarde, rebajan aún más sus precios y puedes regatear y sacar un muy buen precio.

El guía que estuvo con nosotros nos empezó a explicar la historia del lugar, de la pirámide, y antes de que pudiéramos contemplarla bien empezó otra vez a llover, y no tuvimos más opción que refugiarnos bajo un árbol.




A la media hora dejó de llover y pudimos contemplar con calma el Castillo del gran Kukulkán.






Pero además del gran castillo, hay más ruinas, como el estadio del juego de pelota maya más grande que se construyó.




Nuestro guía nos iba explicando cosas y nos contó que los mayas eran expertos en tema de acústica, y en la pirámide, si te situabas en frente de las escaleras de cualquiera de los 4 lados y dabas palmadas, el eco que se oía era como el canto de un pájaro.

Y también en el estadio de juego de pelota se podía escuchar de una punta a otra los gritos gracias a la propiedad de la piedra utilizada, la inclinación y la técnica de construcción... una pasada.

Seguimos viendo más ruinas por aquí y por allí...


Pero lo que más hicimos fue comprar souvenirs por un tubo, ya que nos estuvimos esperando todo el viaje para poder comprar...


-Amigo compreme! - No que eres mu feo!

Y al llegar al hotel nos dimos cuenta que...
se nos fue de las manos

Cenamos y tomamos algo mientras en el teatro hacían un show de bailes mayas o noseque...


Y como no, los mapaches nocturnos salían para que les dieras de comer cualquier cosa, patatas fritas, fruta...


El día llegaba a su fin pero los más fiesteros fueron a Playa del Carmen a seguir la fiesta en el Brama.


Día 6

Después de varios días madrugando para hacer excursiones y demás, el sexto día fue más de relax para cargar las pilas y llegar con fuerzas a la noche.

Nos dirigimos a la playa de Xcacel, santuario tortugero donde si vas en la época correcta puedes ver las tortugas que van al mar, pero nosotros no lo veríamos eso... igualmente la playa es de postal, y totalmente para nosotros.




Había una excursión opcional a un cenote por 20€ esa misma mañana, ahi cerca, pero los de mi grupo no quisieron ir, igualmente tengo fotos de otros que si fueron y os las pongo para que lo veais, no puedo contaros mucho sobre esa excursión...




Estuvimos en la playa toda la mañana, el agua estaba muy limpia y transparente, pudimos tomar el sol en condiciones ya que nos estaba lloviendo siempre por la tarde y no podíamos aprovechar las playas del hotel.


El guía que venía con nosotros trajo bebidas e incluso una pelota de futbol


Casi cuando nos teníamos que volver empezó otra vez a llover y tuvimos que salir de ahí un poco antes de lo previsto dirección al hotel.

No hicimos nada prácticamente en la tarde, y cenamos pronto porque esta noche íbamos al COCOBONGO!


El autocar nos lleva desde nuestro hotel a Cancún, alrededor de 40min de trayecto hasta que llegamos a la zona de fiestas y nos dan nuestras entradas.





Pasamos casi sin hacer cola y nos chequean a cada uno para ver que no llevamos armas y entramos en la discoteca más famosa de la Riviera Maya, la bienvenida no podría ser mejor, mirad que vistas!


A los 10min empieza el show non-stop de Cocobongo, que son "playbacks" de videoclips famosos del ayer y hoy, Beyoncé, Mambo nº5, The Kiss...




Además de los shows acrobáticos, como si fuera un circo



Y la representación de películas como Austin Powers, Matrix, Spiderman...

y como no, La Máscara!


En el centro hay un podium por donde salen chorros de aire comprimido por debajo para levantar las faldas a las chicas despistadas, y si se ven bragas, se escucha un "OUUUHHH YEAAAHHH!!!" por los altavoces XD


Como ya se ha comentado antes, la entrada incluye barra libre, te puedes acercar a pedir a la barra y te atienden bastante rápido, o puedes dar propina a los camareros que hay por ahí para que te traigan constantemente bebidas, nosotros hubo un momento que dimos propina y el resultado fue este


Luego ya para no acabar etílicos cada uno se iba a buscar su bebida XD




Y poco más, nos fuimos a las 4:00 aprox (entramos a las 22:00) y de vuelta en el autocar hasta el hotel, con cuidado de no echar la papilla durante el trayecto!


Yo no soy muy fiestero, pero Cocobongo ha sido la noche que mejor me lo he pasado de todas las discotecas que he ido

No hay comentarios: