sábado, abril 07, 2007

La última sonrisa

25 de enero del 2004, Miklós Fehér, jugador del Benfica, estaba jugando un partido contra Vitoria de Guimaraes. Bajo una intensa lluvia, el internacional húngaro de 24 años recibió la tarjeta amarilla, esbozó una sonrisa irónica, y acto seguido se desplomó al suelo. Murió por una tromboembolia pulmonar, los servicios sanitarios no pudieron reanimarle al no poder usar el desfibrilador debido a la lluvia.

Sus compañeros intentaron ayudarlo sin éxito. Jose Antonio Camacho, el entrenador, abandonó el estadio en lágrimas. Los miles de espectadores, sus compañeros de equipo, sus familiares, todos vieron como moría en directo, sin poder hacer otra cosa que llorar su pérdida.

Miklós Fehér (1979-2004), gran futbolista que murió haciendo lo que mas le gustaba...
...descansa en paz

3 comentarios:

IVAN dijo...

fue un shock importante en el mundo del futbol, pero bueno, murió haciendo lo que más le gustaba y eso es importante

mikel dijo...

Vaya tela, no lo había visto o al menos no me acuerdo.
Un deportista que le de un jamacuco de esos... ya se que puede ser, pero siempre me choca, me resulta curioso.

tammy dijo...

aww.ive watched it before.
its really saddy.:( rammy